¿Parece que se te ha olvidado todo?

Cuando estamos en este viaje de autoconocimiento y hacemos la escucha de la voz correcta en nuestra mente hay momentos donde, si has estado mucho tiempo sumergido/a en estados de carencia, de ansiedad o miedo a cualquier nivel (enfermedad, pareja, hijos) puede que se disparen hábitos mentales negativos que estaban ahí.

Estos son hábitos que han estado en ti mucho tiempo y por algún motivo vuelven para sumergirte en el miedo o en la culpabilidad. Esto suele pasar, a veces, cuando entras en una nueva experiencia, una nueva situación o se produce algún cambio inesperado. De pronto, parece que has vuelto atrás, ves que has estado mucho tiempo entrenando y trabajando en tu crecimiento personal y piensas que no te ha servido para nada.

Entonces, aparece la culpa, es como si no hubieses avanzado nada. Como si todo ese aprendizaje y esos cursos que creías que te habían ayudado cayeran en saco roto. Te sientes mal y empiezas a juzgarte, a decirte que no has aprendido nada con todo el tiempo y dinero que has invertido en ti; entras en una espiral de miedo y culpabilidad.

Cuando empiezas a adentrarte en la culpa, solo te lleva a más ideas de culpa. Cuando te centras en una situación incómoda potencias el juicio sobre ti mismo. Las ideas de culpa son ideas que no te dan paz, con esto lo único que consigues es potenciar más.

¿Qué hacer si te encuentras en esa situación?

Hay tres cosas muy importantes que siempre debes tener en cuenta:

  • Primero: Permitirlo, aunque parezca un contrasentido lo primero que tienes que hacer es permitirlo, esto no quiere decir que tengas que aceptarlo y pensar que vas a estar así un determinado tiempo. Permitirlo es dejarlo pasar…
  • Segundo: NO juzgarte porque entonces llegan las ideas de culpa, la falta de amor en tu mente, las ideas que NO te dan paz. Se juzga porque no se acepta lo que está pasando.
  • Tercero: Hablarte con amabilidad, respirar, relajarte. Cuando vives ese proceso quieres estar apartado de todos y de todo; por eso debes poner paz en ausencia de culpa y la idea de paz más cercana y más fácil que tenemos es la amabilidad. ¡Háblate bien, sé amable contigo mismo/a!

Te dices «Bueno, ya sé lo que está pasando, sé reconocer las ideas de culpa, todo está bien, sé lo que va a pasar…, estoy preparado/a ya tengo experiencia en esto, ya tengo un conocimiento que antes no tenía, por eso, voy a meditar, a relajarme, a sentir mi paz interior».

Si te sumerges en la culpa no te podrás adentrar en la paz, en la paz has de adentrarte poco a poco, con amabilidad, con pequeñas ideas de paz.

¿Quieres salir ya de ese sentimiento?

Si te enredas en este sentimiento, si te culpas o te juzgas creas una idea muy potente que no te va a dejar salir con rapidez. Enfócate en el amor, NO en la falta de amor que hay en tu mente porque esa falta de amor solo conoce la salida del miedo.

Tienes que saber que cuando sales de esto ¡recibes un regalo! Todo esto te deja un regalo, se activan procesos que te ayudan a sanar. Una vez que pasas esos “días/horas oscuros del alma” se activan procesos que tienes que vivir con paz. Porque, realmente, ya estás preparado/a para sanar.

Si te hablas con amabilidad te pones en la “puerta de salida” te allanas el camino, pero si te culpas te costará mucho salir. No fuerces la salida, deja pasar la ola…, no está en juego ni tu amor ni tu valía; este proceso te lleva a hábitos mentales para sanar tu mente. No te juzgues, este proceso te ayuda a tomar consciencia y a sanar tu mente, date el espacio, el tiempo y sé cariñoso y amable contigo mismo/a y vendrá el momento en el que te llegará la claridad.

Después de la tormenta hallarás tu regalo: la visión espiritual, ¡el camino hacia tu paz, el que te lleva a tu felicidad perfecta!

En menos de lo que piensas te llegará la claridad, dejarás atrás toda esa pesadumbre, ese desánimo, y volverás a tu estado de plenitud, paz y alegría.

Puedes seguir profundizando con este vídeo:

Síguenos

Entradas recientes

Compartir entrada

Últimas entradas

Carrito de compra

¿Dónde podemos enviarte tus 5 meditaciones guiadas?

Únete a nuestra newsletter y te hacemos llegar 5 meditaciones gratuitas como bienvenida a esta familia de crecimiento.


¿Dónde podemos enviarte tus 5 meditaciones guiadas?

Únete a nuestra newsletter y te hacemos llegar 5 meditaciones gratuitas como bienvenida a esta familia de crecimiento.