Como ver el verdadero camino de la consciencia

Cómo transitar el camino de la consciencia sanando la percepción – No eres lo que piensas, sino quien lo piensa

¿Te has puesto a pensar por qué cuando experimentas la paz, la libertad y la abundancia, me siento en un estado tal de plenitud? Es porque estas sensaciones están alineadas con mi verdadera naturaleza. Todo eso es lo que yo soy, no otra cosa.

Sin embargo, por momentos, o incluso por largos períodos de tiempo, experimento sensaciones de miedo, de incertidumbre y de incomodidad. ¿Por qué aparecen si no son parte de mi naturaleza?

Lo que ocurre es que nuestra percepción suele ser dañada por pensamientos que se van colando sin que los invitemos. Estos pensamientos corroen nuestra naturaleza de paz y comienzan a inquietarnos.

¿Cuál es la solución?
Todo es un asunto de consciencia y percepción.

No soy lo que pienso; soy quien lo piensa

Erróneamente creemos que somos lo que pensamos. Esto nos lleva a creer que si sentimos miedo, somos el miedo en sí mismo. Afortunadamente, no es así.

El ser humano es como un terreno en el cual se pueden plantar fabulosos frutos que servirán de alimento y hermosas flores que recrearán nuestra vista, como también, producto de la negligencia, pueden crecer en nosotros hierbas que arruinen la capacidad del terreno para generar los frutos que son parte de su propia naturaleza.

Por fortuna, esta incapacidad de generar dichos frutos es tan temporal como tú la quieras, ya que es solo cuestión de querer sanar para poder hacerlo.

Nosotros no somos lo que pensamos, sino quiénes lo pensamos.

Las cosas son como son, independientemente de lo que creamos acerca de ellas. Lo mismo ocurre con nosotros. Es así que no por pensar que no valemos nada, no tendremos valor.

La grandeza y la grandiosidad están en nosotros, solo tenemos que encontrar el camino para redescubrirnos como seres perfectos y para reunirnos con ellas.

Por lo tanto, el camino de la consciencia es la sanación de la percepción.

Una vez que sanemos la forma en la que nos vemos, nos daremos cuenta de que siempre hemos sido maravillosos, perfectos y que tenemos un gran valor como personas.

Nuestra mejor versión es nuestra versión actual

Estamos acostumbrados a oír decir que debemos trabajar en nosotros para lograr alcanzar nuestra mejor versión. Este es uno de los tantos conceptos erróneos con los que convivimos y que nos pueden llevar a perder mucho tiempo y energía.

Buscar nuestra mejor versión es buscar algo que está tan cerca, que jamás lo veríamos. Esto se debe a que ya somos nuestra mejor versión. No hay nada en nuestra esencia que debamos mejorar, sino que tenemos que mejorar y sanar la forma en la que nos vemos a nosotros mismos.

Lograremos esto limpiando a nuestra mente de las ideas que nos impiden vernos tal cual somos.

Tal como ocurre con un terreno, debemos explorarnos y quitar cada una de las creencias limitantes que nos llevan a no ver el valor que tenemos.

No es una tarea sencilla en la mayoría de los casos, pero una vez que la practiques y veas los resultados a los que puedes llegar, no podrás dejar de llevarla a cabo cada vez que sientas que no te estás viendo tal y como eres: grandioso y lleno de grandeza.

Aquí puedes ver un vídeo donde te sigo contando.

Síguenos

Entradas recientes

Compartir entrada

Carrito de compra

¿Dónde podemos enviarte tus 5 meditaciones guiadas?

Únete a nuestra newsletter y te hacemos llegar 5 meditaciones gratuitas como bienvenida a esta familia de crecimiento.


¿Dónde podemos enviarte tus 5 meditaciones guiadas?

Únete a nuestra newsletter y te hacemos llegar 5 meditaciones gratuitas como bienvenida a esta familia de crecimiento.